A galiña e os pitos de ouro

Mural de Miguel Peralta na vila de As Pontes de García Rodríguez, 2019.
Baseado na lenda da Galiña e os Pitos de Ouro:
"Tamén se di que no Monte Caxado hai unha pena que garda dentro unha moura encantada. Din que era unha princesa moura que namorara dun mozo do lugar pero o rei mouro, pai da moza, non estando de acordo con isto encantouna no Monte Caxado. Desde entón dise que sae a noite de San Xoan transformada nunha galiña cos seus pitos, para volver ao amencer á pena onde está encantada."
Esta e unha das moitas versións que existen sobre esta lenda, que soe estar asociada a penedos, dolmens e zonas de fontes, arroios e manantiais.
No mural aparece resaltado sobre a galiña o cúmulo de estrelas das Pléiades xa que hai unha relación máis que evidente deste mito coa aparición das estrelas na noite de San Xoan, como signo astronómico que marca o inicio da colleita:
"Según Risco, aunque no era corriente, el cúmulo de estrellas de las Pléyades recibió en Galicia el nombre de A Pita cos Pitos, como en gran parte de Europa (p. ej. en Francia, Poussinière). Varios autores, entre ellos Cuevillas y Alonso Romero, han intentado establecer una relación entre este nombre popular de las Pléyades y el abundante folklore sobre la aparición, en la mañana de San Juan, de una gallina con siete pollitos, a veces calificados como "de oro", cuya presencia es siempre indicativa de la existencia de un tesoro, de riqueza.
El número de pollitos que conforman la nidada de la gallina del folklore galaico-astur, aunque variable, generalmente coincide con el número de estrellas visibles a simple vista en el cúmulo de las Pléyades; aunque ahora se vean seis, en la antigüedad se veían siete(...)en Les évangiles des quenouilles (Evangelios del filandón, s. XV) se explica como una bendición astral, como un regalo de los dioses celestes, el aumento de la riqueza. Los tesoros, que en nuestros relatos vienen anunciados por la aparición de la gallina y su nidada, aquí se doblan por la bendición de la estrella Poussinière, esto es, la gallina clueca con sus pollitos, nombre que reciben las Pléyades en Francia.
Destaca Alonso Romero que la gallina y sus polluelos aparecen con frecuencia en fuentes, arroyos y manantiales, "lo que nos obliga a interesarnos por las razones de este vínculo hídrico que, sin duda, no es fruto de la casualidad [...] En el castro de La Atalaya, en Goyán (Pontevedra) se dice que hay un tesoro y una gallina con polluelos de oro que cruzan un río por un túnel que llega hasta Portugal" (La gallina y los polluelos de oro, Anuario Brigantino, 2002). En mi opinión, el vínculo hídrico viene dado por la antigua concepción europea del cosmos como inmenso océano o río (Erídano) del que emergen los dioses (Tauro, Luonnotar), por lo que en el folklore o proyección terrestre del cúmulo de estrellas conocido como A Pita cos Pitos, se tenderá a situar a sus protagonistas en un hábitat acuático idéntico al que ocupan en el cielo.
No se pueden revelar del todo los grandes misterios, así que seguiremos preguntándonos otras cosas, como quién es la Moura que peina sus rubios cabellos y se muestra con frecuencia junto a A Pita cos Pitos."
Fonte: Fernando Alonso Romero, Arquetoponimia